LOUIS VUITTON CRUISE 2017 No lo dudes al viajar.

January 11, 2017

La Maison Louis Vuitton se tropicalizó y llevó el arte de vivir francés a Brasil, cuya utopía ambiental ofrece un entorno ideal.  El arquitecto Oscar Niemeyer armoniza la paradoja de la civilización frente a la naturaleza. Después de todo, ¿acaso la palabra utopía no refleja un deseo de crear innovación? Con su significado asociado a la fantasía, se conecta con facilidad con el lenguaje de la moda.  El idealismo brasileño y Río de Janeiro son el punto de partida de Cruise 2017. La colección captura la vitalidad, la energía, el multiculturalismo, la libertad, el futurismo urbano y el romanticismo, todos los sentimientos dinámicos que inspira la ciudad.

La colección 2017 Cruise también rinde homenaje a dos grandes artistas brasileños:

Hélio Oiticica fue un pionero del movimiento Neoconcreto y un explorador del espacio a través de la pintura. Sus trabajos tridimensionales demuestran una experimentación corporal con el color. Especialmente, su “ropa de luz”, lona de tienda y tela de paracaídas transformados en capas y vestidos, se convierten en un lugar donde el cuerpo se mueve con libertad.

Aldemir Martins, un renombrado artista conocido por sus pinturas de flora y fauna, representó la vitalidad de su región natal, el Nordeste. Apasionado por la cultura popular brasileña, especialmente por el fútbol, rindió un homenaje a Pelé en uno de sus cuadros más famosos, “A Fera” (1969).

Durante su visita al Museo de Arte de São Pablo, Nicolas Ghesquière vio la exposición "Colección Rhodia”, un conjunto de 79 trabajos encargados a artistas brasileños en los años 60 por la empresa francesa Rhodia para promover el hilo sintético en el país. El diseñador retoma la impresión de Martins para esa colección y la reutiliza en los clásicos de la Maison.  

 “Admiro mucho la firme convicción de Oscar Niemeyer. Su visión, su radicalismo, incluso su utopía. Poder mostrar una colección de moda en un espacio arquitectónico tan poderoso es una experiencia sensorial. En Río de Janeiro, lo que más vi fue movimiento y una energía explosiva, a medio camino entre el modernismo y el tropicalismo. Me fascinó la dualidad constante entre naturaleza y urbanismo y la explosión pictórica que crea. Para mí, la cuestión principal fue cómo incorporar a mi colección todos estos elementos que son parte de la cultura brasileña, sin olvidarme de que soy un simple visitante que trae sus propias referencias culturales parisinas y francesas.”  - Nicolas Ghesquière

 

 

 

Please reload

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
SUSCRÍBETE

Suscríbete y regala

seis números anuales 

de ISSUE