PROFILE: POLA THOMSON

December 19, 2017

 Luego de casi ocho años de estar radicada en Nueva York, la diseñadora chilena vuelve a reencontrarse con nuestro país y lo hace con un potente proyecto con firmas y diseñadores locales. En menos de un mes diseños de su autoría estarán en el mercado. De eso y de Proyecto Metanoia, la primera concept store en Santiago, donde convergen sus diseños con una selección de joyería, editorial y discografía, nos habla en esta entrevista. Todo un mapping que reúne la apuesta de diseñadores internacionales y locales.

 

Fotografías: Ángel Esquerre

Total look: Proyecto Metanoia

Belleza: Poli Picó para NARS
Asistente de fotografía: Ricardo Esquivel

 

 

Talento, alegría, genialidad, inclusión, generosidad y una visión más allá de cualquier frontera son sinónimos limitados que explican la trayectoria de la diseñadora. Su primer desfile lo hizo cuando todavía era una estudiante de Diseño en la Universidad Católica y la necesidad de empaparse de las capitales más importantes de la industria surgen desde muy joven. Viajó a Londres a perfeccionarse en la prestigiosa escuela de moda Central Saint Martins y luego  a Nueva York, por casi ocho años, para terminar sus estudios y comenzar su travesía, literal, “all over the world”. Sus colecciones han estado presentes en numerosas pasarelas y ferias de la moda y los reconocimientos han sido infinitos. El primero a comienzos de su carrera, cuando presentó su colección en París, el Vaticano de la moda, como ella lo describe. Eran sólo cinco diseñadores de todo el mundo los que presentarían en la categoría “ready-to-wear femenino” en los salones de la puerta de Versalles. De ese grupo, sólo uno sería invitado para presentar en la siguiente temporada. “Yo estaba segura de que ganaría el francés, y sorpresa, fui ¡yo!. Fue una verdadera celebración, un tremendo honor y una invitación a explorar y abrir puertas”. El otro, también inesperado, fue en Lima hace muy poco, cuando fue invitada a presentar su colección de joyas en el Museo MATE de Mario Testino, en Perú, con un selecto grupo de diseñadores latinos e internacionales. “Mario es una gran personalidad del mundo de la moda y compartir con él, en un país hermano, es un regalo. Nombro estos dos premios porque son parte de mi pasado en Europa y mi presente en Latinoamérica y ello resume, en parte, la historia de mi trabajo”.

 

Lo suyo es un diseño progresivo. “No me niego a nada, porque así es el mundo de la moda, al contrario, permito que fluya y se integren nuevos recursos visuales, colores y técnicas. Es que mi forma de crear y diseñar tiene que ver con mis experiencias, mi historia, la geografía, cultura e historia-país”. Así es como tiene los mejores recuerdos de su paso por Providencia y su tienda Pituqui-Pinaqui, “mi primer gran sueño”. Fue una adolescencia rodeada de talentos, músicos, amantes de las artes. “Lejos la mejor experiencia vivida en Santiago”.

Y, luego, cuando viajó a Nueva York, pensó que sería por algunos meses, pero su estadía se prolongó por años. “Lo bueno de salir de tu zona de confort es que despiertas y se abren tus perspectivas. Estar en una ciudad como Nueva York me permitió ser un ciudadano del mundo y poder hablar sin prejuicios. Hoy tengo la flexibilidad de entrar y salir de distintos escenarios y hablar un lenguaje común, establecer vínculos reales sin importar de adónde o cómo sea la persona con la que estoy conversando”. 

 

 
No es una persona de echar de menos, pero se empapa del cariño de sus cercanos y disfruta de cada momento Hace poco fue a la Patagonia y al desierto florido. “La geografía de nuestro país es infinitamente rica y variada, amo disfrutar de ella, como también espero conectarme con los circuitos creativos, nuevos y consagrados, del diseño. Aterrizar en Chile me permite tener una visión más fresca y relajada, conocer y unir talentos internacionales y locales, ponerlos a la par y presentarlos de manera horizontal en Metanoia”. Siempre inspirada y con cientos de proyectos en carpeta. “Soy afortunada, porque no me falta inspiración. Me pasa que tengo tantas ideas que a veces no concreto. Enfocarse es lo básico para levantar proyectos sólidos. Eso y ser  responsable, tomar conciencia del planeta en el que vivimos. Valores como qué, cómo y dónde producir son inherentes en mis trabajos”.
Hoy día está reorganizando muchas cosas, desde dividir su tiempo entre Chile y Nueva York y organizar los procesos de producción. “Soy una persona bastante agradecida, me gusta ayudar y exponer los talentos nuevos. Trabajar con firmas y diseñadores locales es un regalo y me tiene muy, muy entusiasmada. Estoy ansiosa por mostrar y vestir estos nuevos diseños. Pero no puedo contar más, ¡es una sorpresa para noviembre!, ríe”. Por ahora seguir disfrutando y esperando feliz las sorpresas de la vida. “Siempre abierta a soñar y también inspirar a que otros lo hagan”.

Please reload

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
SUSCRÍBETE

Suscríbete y regala

seis números anuales 

de ISSUE