INTERIOR: HOTEL MAGNOLIA

December 22, 2017

Siguiendo con la tendencia europea de mantener y valorar los edificios antiguos de las ciudades emblemáticas, es que Hotel Magnolia abre sus puertas con una elegancia sin precedentes. De una estética única, excelente ubicación y enfocado a poner en el tapete la gastronomía, arte y el valor del centro de nuestro país. Recibió el premio Prix Versailles, un reconocimiento mundial entregado por la Unesco a los mejores diseños de interiores y exteriores. No  más palabras, tienes que visitarlo. 

 

Fotografías cortesía agencia

 

 

Luego de dos años de una finísima y meticulosa renovación, la mansión, construida en 1929 en pleno centro de Santiago, abre sus puertas y su historia y se convierte en un referente de conservación patrimonial. Hotel Magnolia, con 42 habitaciones, es el primero en su clase, una fusión entre el pasado de la ciudad y su futuro, ofreciendo una belleza histórica mezclada con acomodaciones de lujo, un restaurant gourmet y una ubicación perfecta, justo a los pies del cerro Santa Lucía. “Es un hotel único, no sólo porque es un edificio de conservación patrimonial, sino porque impregnamos en él la ambientación, estilo y la gastronomía de nuestro país. En otros hoteles el concepto es muy distinto y puedes poner el mismo hotel en Buenos Aires, Madrid o Nueva York y daría lo mismo, en cambio el Hotel Magnolia tiene las raíces de Chile súper arraigadas y es imposible separarlo de su historia”. Es clave, además, su ubicación. Está en el sector más lindo del centro, rodeado de atracciones turísticas y del CBD o Central Business District de Santiago.

 

 

La afamada arquitecta Cazú Zegers y la decoradora Carolina Delpiano, las encargadas de la remodelación, fueron muy respetuosas a la hora de intervenir el lugar, creando una amalgama entre lo antiguo y lo nuevo. Las escaleras de mármol y los vitreaux, que fueron parte del edificio en el pasado, siguen siéndolo y hoy están acompañados con lámparas de diseño muy modernas, escaleras de acero y muebles geométricos. “La escalera de mármol es el corazón de la casa y conecta los tres pisos originales de la mansión, a los cuales se les sumaron tres más al momento de la restauración. Esta escalera representa la parte histórica del edificio, lo mismo que las paredes rodeadas de los vitreaux y el bronce original. Materiales de decoración insigne, mezclados con elementos de diseño contemporáneo. La idea era no perder la esencia de la mansión, mantener las raíces chilenas y crear un oasis de diseño único en el centro de Santiago”. 

 

A solo pasos del hotel se encuentran el cerro Santa Lucía, el Museo Nacional de Bellas Artes, el Teatro Municipal, el barrio Lastarria, la Plaza de Armas de Santiago, el Palacio de la Moneda, el Museo de Santiago Casa Colorada, la Catedral Metropolitana, el GAM y el Parque Forestal, entre otros. Todos lugares imperdibles. 

 

 

La cocina, por su parte, busca rescatar los sabores de Chile, por eso se utilizan productos nacionales y los menús como risotto, carnes, pescados, mezclados como milcao o tortilla de rescoldo, están enfocados a ello. “Semana a semana se ofrecen menús de tres tipos: entrada, plato principal y postre, con cuatro opciones a elegir. El restaurante tiene bastante afluencia, porque es una comida exquisita y porque se pueden probar diferentes platos permanentemente”. 

 

Desde que abrió sus puertas, hace poco más de un año, Hotel Magnolia no ha hecho más que confirmar que es un lugar único en la ciudad. Ha sido un período de aprender de los huéspedes y de continuar trabajando hacia la excelencia.

Please reload

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
SUSCRÍBETE

Suscríbete y regala

seis números anuales 

de ISSUE

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon

ISSUE

SANTIAGO, CHILE © COPYRIGHT  |  2020