JEAN PAUL GAULTIER

La creatividad es un don que posee por naturaleza, y bien adjudicado. Amante de la mujer parisina y las diferentes culturas globales, Gaultier derriba los códigos y propone una nueva forma en la silueta, no sólo en sus desfiles, también en los perfumes que crea con diseños excitantes y mezclas únicas. Su propósito no es provocar, sino reflejar lo que ve a su alrededor.

 

Fotografía gentileza Puig

 

 

INICIOS.

En sus comienzos fue tildado como el ‘enfant (niño) terrible’ de la moda, pero Gaultier se desprende de ese apodo con humor. “El ‘enfant terrible’ ahora tiene 65 años, así que ¿cómo se sustenta lo de enfant?”. ¡Es un genio! Y si repasamos su trayectoria, icónica fue su creación en 1983 de La Marinière –camiseta marinera– para su primera colección masculina prêt-à-porter. Luego, en 1985 derriba las convenciones con La Jupe Pour Homme –falda para hombre–, seducido por la hipersexualidad de sus modelos masculinos y femeninos. Y cómo olvidar la fascinante creación de Corset Conique, una pendra gloriosa que Madonna lució en su gira Blond Ambition Tour, en 1990.


INSPIRACIÓN.

La mujer parisina es, con creces, el modelo que encaja perfecto para sus diseños. La figura exacta para reinterpretar de manera lúdica los personajes urbanos que lo rodean. Así es la ley Gaultier: de la calle a la pasarela. "La parisina es la mujer que mejor conozco, ¡pero es posible que todavía no la haya encontrado!". Sin embargo, en sus desfiles opta por toda clase de figuras femeninas: sexies, con siluetas, étnicas, andróginas. Presenta lo que realmente existe.
 

PERFUMES.

“Adoro las fragancias, todo el mundo es sensible a los olores. Te recuerdan a alguien, a una sensación”, dice el diseñador y, por lo mismo, ‘Classique’ se ha convertido en su primera fragancia inspirada en un objeto personal, el corsé. ‘Le Mâle’, por su parte –para hombres–, tiene relación con su infancia: el barbero, la lavandería, el contraste entre algo limpio y fresco, pero sensual. ¿Un dato clave? Su campaña de marketing es asombrosa. Crearon una verdadera fábrica imaginaria donde se producen perfumes. “La idea salió muy rápido. Un corsé gigante, barcos, engranajes..., realmente creo que a todo el mundo le encantaría trabajar en esta fábrica”.

 

HOBBIES.

Le fascina ir al cine y ver televisión. Increíblemente, cuando era un niño, su abuela sólo lo dejaba ver TV los días miércoles, jueves y sábados, ese era su momento para informarse e inspirarse con los más variados temas. Además, adora las películas en blanco y negro, especialmente las francesas y también las americanas.

Please reload

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon

ISSUE

SANTIAGO, CHILE © COPYRIGHT  |  2020