BÁRBARA BRIONES

El juego de materiales y la comodidad en sus colecciones han cautivado a firmas como Anthropologie, Henrik Vibskov, Aishti y otras tiendas alrededor del mundo. Con un taller en Recoleta y una boutique en Alonso de Córdova, además de la venta online en Nueva York, la talentosa diseñadora de zapatos afirma que su mayor objetivo fue crear un producto exclusivo, hecho en Chile y que tuviera capacidad de competir en el mercado. Y claro, lo logró con éxito. Hoy, desde el muy de moda barrio TriBeCa arma su propuesta para este otoño-invierno, donde priman el luxury basics, pieles y combinaciones con cueros exóticos.

 

Fotografía: Nacho Rojas

 

 

BELLEZA.

Tiene que ver con la armonía, el balance y equilibrio en los elementos. No cuenta con una rutina específica y tampoco usa mucho maquillaje, aunque una excelente crema hidratante y bloqueador solar son sus imprescindibles, además de dormir y comer bien. Su día comienza muy temprano, donde el desayuno es primordial –jugo de frutas y vegetales, junto con su infaltable café–. Para mantener una vida sana va al gimnasio al menos dos veces por semana y también practica yoga.

 

INICIOS.

Su gusto por el calzado nació en Buenos Aires, tanto así que se perfeccionó en Cordwainers, London College of Fashion, donde aprendió a confeccionar zapatos, además de conceptos básicos en diseño y moda. Su éxito comenzó, así como su escalada, y en 2004 trabajó para Mulberry, en Londres, y en 2006 en Florencia, para Ferragamo. “Compartí con gente que me enseñó muchísimo a entender el negocio que hay detrás de la industria, construir una línea de productos, armar una colección y más. Sin duda, haber vivido varios años fuera y conocer de cerca el rubro fue una gran escuela”.

 

MUST.

No faltan en su clóset unos jeans y poleras. Eso sí, el elemento básico son los zapatos. “Como accesorio pueden hacer brillar lo que te pongas. Son el complemento perfecto para cualquier look”. Ante todo, la comodidad debe primar, y de eso se preocupa en todos sus diseños.

 

REFERENTES.

Quien se inspira en la lectura, el arte, viajes, en cosas prácticas y cotidianas, reconoce admirar el trabajo de Nicolas Ghesquière –en Balenciaga y actualmente en Louis Vuitton– y a Raf Simons, por su profesionalismo en Jil Sander y Dior. “Ambos llevaron el legado de grandes casas, reinventándolas. Supieron interpretar como diseñadores el estilo y tradición, y triunfaron”. Respecto de sus propias colecciones, estas son para la mujer de hoy, aquella multifacética y activa, utilizando generalmente el cuero mezclado con texturas, metales, telas y pieles.

 

GOURMET Y HOBBIES.

De Nueva York, donde actualmente vive y que le trastorna por su energía y movimiento, recomienda visitar el restaurante The Odeon y la pastelería Duane Patisserie. Recientemente viajó a Lisboa, Portugal, lugar que le fascinó por sus impresionantes calles, energía, gente y cultura. De ahí destaca Pap’Acorda, para saborear la comida portuguesa. En su tiempo libre adora caminar por NYC, perderse en los mercados de las pulgas, tiendas y galerías.

 

MUNDO.

Una de las cosas que Bárbara ama profundamente son los viajes. “Me encanta conocer nuevos lugares. Disfruto mucho cada vez que tengo la oportunidad de ir a París, porque tiene cierto romanticismo que te envuelve”.

Please reload

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
SUSCRÍBETE

Suscríbete y regala

seis números anuales 

de ISSUE