TOMAS WESTENENK

February 13, 2020

 

Arquitectónico, muy personal y cargado de un intenso diseño espacial. Detrás de una cámara todo es acierto tras acierto. Y ese es, precisamente, el punto de vista que envuelve el trabajo de Tomás Westenenk. Y por más difícil que parezca decir su apellido, no necesita presentación, porque más vociferante, siempre, es su inédito trabajo. 

 

Jamás se cuestionó estudiar otra cosa, porque la arquitectura era la herramienta que le permitiría crear, inventar cosas y dar solución a problemas, usando la creatividad. Tuvo su primera cámara a los 23 años, una DSLR que, precisamente, compró mientras estudiaba arquitectura; porque antes usaba la cámara análoga de la familia, de esas con rollo que hoy son una especie de reliquia y que gustan a románticos y también a fanáticos de inmortalizar grandes momentos y espacios inolvidables, como a Tomás.

 

De naturaleza observador, asume que gran parte de su día está componiendo fotos. “Muchas de mis fotos son con el celular, mi Galaxy Note 10+ de Samsung. En él están las cámaras que, finalmente, llevo a todos lados. Y en esa búsqueda de nuevos lugares por fotografiar, me ayuda bastante que mi trabajo involucre desplazarme por distintos sectores de la ciudad y también el hecho de que me muevo harto a pie o en scooter”, nos cuenta el arquitecto que, con esta simple confesión, deja en evidencia que descubrir lugares va de la mano con recorridos en alerta dejándose sorprender a diario. 

 

¿Qué ingredientes componen una buena fotografía?

Depende del tipo de foto, pero creo que la fotografía que cuenta una historia es más potente que una que no dice nada. Habiendo dicho eso, es clave endender bien como se comporta la luz y saber de composición.  

 

Háblanos de tus referentes.

No tengo referentes, fui aprendiendo solo, sin seguir reglas ni estudiando a otros fotógrafos. Es una de las cosas que más me gusta de hacer fotos. Las hago a mi manera y sin tratar de imitar estilos, artistas u otras personas.

 

¿Qué gadgets utilizas?

Note 10+, Galaxy Watch, Galaxy buds, drone Mavic pro 2, Galaxy tab S5e y una cámara reflex con varios lentes. Para mí, son una herramienta de trabajo, me gusta estar al día con la tecnología y usarla para ayudarme a perfeccionar lo que hago.

 

¿Cuáles son tus aplicaciones favoritas?

Instagram, Smart Things, y para editar mis fotos uso Snapseed y Lightroom en el celular o en mi tablet. 

 

¿Tus últimos viajes a dónde fueron y qué encontraste en ellos?

Mis últimos viajes fueron a Nueva York y a Puerto Varas. Tomo cada viaje como una oportunidad para hacer fotos, así sea una ciudad o un entorno natural. Nueva York es uno de mis destinos favoritos. Es una ciudad en la que me siento muy cómodo y en cada esquina encuentro cosas interesantes para fotografiar. Puerto Varas y sus alrededores son muy diferentes, en el sur de Chile uno se desconecta de todo el ruido y el estrés santiagüino, es una pausa necesaria. Puede que tome menos fotos, pero lo disfruto más. 

 

¿Tu familia participa de tu pasión por la arquitectura y la fotografía?

Sí, mucho. De hecho, gracias a todo el apoyo que me dan mi señora y mis hijos, puedo decir que tengo una segunda carrera. Mis mejores fotos son, sin duda, de ellos. 

 

Recomiéndanos tus cuentas de Instagram favoritas.

@paulnicklen @platon @demas @natgeofineart @brunogiliberto @beautifuldestinations 

 

 

Fotografía de Mairo Mora.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
SUSCRÍBETE

Suscríbete y regala

seis números anuales 

de ISSUE