EL PARAISO DE MARRAKECH

February 17, 2020

 

 

 

 

 

Marrakech trae consigo un encanto digno de la más indómita de las novelas. Un contraste épico que atrapa entre sus zocos laberínticos, la calma de sus riads, las calles bulliciosas o la paz que emana de sus jardines. Y justo en medio de eso está Le Riad Jasmine, un hotel hecho para soñar.

 

El nuevo desierto tiene una magia palpable en cada uno de sus rincones, esos que mezclan con elocuencia la gracia del pasado, junto con el apogeo de un lugar y su exquisita historia. Es en este paraíso donde está Le Riad Jasmine, un fantástico hotel boutique de ocho habitaciones, ubicado en el centro de la medina de Marrakech.

 

Inaugurado el 2002, no fue hasta el 2015 que el hotel comenzó con una gran fase de renovación a cargo de Gabriel y Alice, una pareja del sur de Francia, quienes fascinados por la vida en el desierto llegaron a hacerse cargo de este proyecto.

 

La construcción del hotel corresponde a la inconfundible arquitectura que tanto encanta de la cultura marroquí. La gran zona común y piedra angular es el riad, el patio interior alrededor del cual se distribuyen las habitaciones. Con un jardín hecho por una composición de plantas que sus mismos dueños seleccionaron y el mural desarrollado por la artista francesa Leona Rose, que busca generar un paraíso verde, lo más cercano a una jungla urbana en el corazón de la medina. Además, está la piscina de mosaicos, una fuente color esmeralda que solo suma seducción a esta acogedora zona de encuentro y de relajo.

 

Los riads son parte fundamental de la cultura de medio oriente, una arquitectura que se sustenta con pocas habitaciones y en base a pocos, pero significativos, espacios comunes. Acá, al jardín interior se suma un salón en el piso principal y una azotea de 220 mts con impresionantes vistas de la medina, Koutouia, Medersa Ben Youssef y las montañas Atlas.

 

Las habitaciones y suites, llevan los nombres de distintas áreas en Marruecos, y su decoración sigue un estilo tradicional que no te permite dejar de pensar un solo segundo en el paraíso en el que te encuentras y como en él convergen las comodidades de un ambiente contemporáneo con los sueños de antaño. Es básicamente puro lujo, pero sin ostentación.

 

Hospedarse en un lugar como Le Riad Yasmine es elegir un escenario de ficción, con una atmósfera narrada en las novelas, un acogedor relato que no se asemeja en ningún punto a lo que es hospedarse en un hotel. Porque permanecer unos días en un riad es lograr conocer cómo esta cultura milenaria se vive por dentro, la promesa es entregar un entrono absolutamente familiar que se colma en cada momento como la proyección de una gran fantasía en el medio oriente.

 

 

Fotografías DAISY GOSEN​.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon

ISSUE

SANTIAGO, CHILE © COPYRIGHT  |  2020