CITRON DE JACQUEMUS

June 12, 2019

 

Tiene la sonrisa más cándida del mundo y mucho humor. El diseñador que nació en la Provenza francesa, el que de chico corría descalzo por la playa, el que añora las recetas de su abuela, abre Citron, un café con una decoración sin pretensiones, regia ubicación y un menú exquisito. Tu veux goûter?

 

Por Bernardita Braun

 

El sol y el mar se encuentran en el diseñador Simon Porte Jacquemus. Es simpático el chico, y todo lo que lo circunda tiene una vibra cálida y relajada, como su sonrisa o su mirada. En ella pareciera no haber una pizca de maldad. Se le nota a la legua que no viene de París. Su ingenuidad huele a Provenza, a una infancia libre y relajada en medio de girasoles, al icónico campo de sus abuelos, a los buenos amigos y al sosiego de una región bañada por el Mediterráneo y condimentada por la buena cocina. Quizás fue el tapenade de aceitunas o un cassoulet calientito, las buganvilias trepándose por los balcones, las rocas crispadas por el mar…, tantas razones para ubicar a este genio del diseño. Partamos por asociarlo a la simpleza. Jacquemus es quien le ha dado un nuevo valor a este concepto, llenándolo de encanto. Su trabajo como director creativo de su firma homónima nos refriega el amor que le brota por su origen. Su manera de revivir piezas muy a la francaise, de desestructurar una chaqueta o quizás esa simpatía para promocionar su última colección hacen que eso tan simple sea la irrevocable tentación para entrar en su mundo. Llamémoslo el mundo feliz.

 

 

Hoy, este sabe a limón, se instala en una de las avenidas más icónicas de París, en el primer nivel de las concurridísimas Galerías Lafayette, y vuelve a sacarnos una sonrisa. Quizás también un incontrolable antojo. Es un café y lo bautizó Citron. Para nada astringente, pero sumamente cálido, el nombre y la ambientación son -de nuevo- una clara influencia de la Provenza. Volvemos a mirar esa región para entender por qué de su decoración y de esa confortable sensación de sentirte en tu propia casa. La luz entra rabiosa por las ventanas de marco negro y diferentes texturas se pelean por llamar la atención. No hay una gota de pretensión en el interiorismo, ni siquiera un atisbo de querer imponer la elegancia acérrima de su socio culinario en esta aventura, Mac-Crohon y su famoso caviar Kaspia. Un emblema parisino para parar, comer y ser visto. 

 

 

Por algo dicen que los opuestos se atraen. El caso es que aquí es evidente que la unión entre ambos mundos resulta interesante. Conviven de lo más bien. Finalmente, ¿quién podría llevarse mal con Jacquemus?, el que sueña y nos hace soñar con un sombrero de paja extra súper mega grande, se ríe de sí mismo cada vez que puede o pone de moda una carterita ridículamente mínima.Ese es Jacquemus.

Ahora todos queremos un lugar en su café. Total, para eso está París; para eso una fabulosa ubicación en el nuevo spot de las tradicionales galerías, y un exquisito postre de limón (¡cómo no!) que nos hace agua la boca en el Instagram del diseñador. Cremoso, amarillo y ovalado, el dichoso pastelito con forma de cítrico, apenas publicado se convirtió en antojo inmediato, con más de 280 mil reproducciones. 

Con la colaboración de sensaciones pasteleras como Jeffrey Cagnes, Anthony Cortiels y Cedric Grolet, Citron tiene una carta dulce con demasiados puntos a su favor. Dicen que este último confitero es, además de meticuloso y perfeccionista, el mejor patisseur del mundo. Creador de los dulces más famosos del último tiempo, ha reeditado la pastelería con creaciones exquisitas y mucho trompe l’oeil.

Y aquí el ojo humano no sabe mucho dónde mirar, porque todo es bonito. Como si los sentidos se activaran en perfecta coordinación, son la vista y el gusto los que se llevan el premio. Hay árboles cargados de limones y muchas ánforas de arcilla; hay jarros de agua confeccionados en cerámica pastel; hay sillitas de madera de tres patas, y hay un menú delicioso que funciona de 10.30 hasta la medianoche. Tienes todo el día a tu favor para conocer -y probar- el spot más comentado de París.

 

Please reload

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
SUSCRÍBETE

Suscríbete y regala

seis números anuales 

de ISSUE