EL ORIGEN DE LA BELLEZA: COSTA BRAZIL

August 2, 2019

Antes de nada, debió dejar Nueva York y sumergirse en el corazón del Amazonas. Vivir con la tribu Yaminawá y estar en contacto con la naturaleza más explosiva del planeta era el ritual que le faltaba a Francisco Costa para ver con nitidez lo que su intuición ya sabía: debía volver a sus raíces. El rito se llama Costa Brazil  y se ha transformado en la línea de belleza más chic del último tiempo. Querrás vivir la experiencia.

 

por Bernardita Braun

 

 

Suena a coincidencia, pero su apellido lleva impresa esa vibra carioca tan encantadora. Costa se asocia al mar, a las olas rompiendo en la playa de Ipanema con el Arpoador mirando a las garotinhas en diminutos bikinis. Costa sabe a Caipiriña y su sonrisa es tan acogedora como los brazos abiertos, contenedores, del Cristo Redentor. Costa es adoquines, iglesias barrocas y mansiones coloniales en Minas Gerais, estado que lo vio nacer. Fue su apellido, su apego a la naturaleza y el amor por la sustentabilidad, lo que lo llevaron a volver a su origen. A reencontrarse con su país, con el Amazonas y con otra mirada de la belleza. En dos palabras, hoy Francisco Costa, el eximio diseñador, se reinventa en Costa Brazil…, su última y más consciente revolución.

 

Costa es Aries, signo de fuego, y poseedor de un buen corazón. Resulta imposible que una buena idea suya se quedara reducida a eso. Es como si nunca hubiera cedido al imán de su propia tierra. Por más que hubiera vivido en nueva York desde los 21, había algo determinante que lo hacía mirar el sur del continente. Al pulmón verde en la mitad de Sudamérica. Creativo por naturaleza, exigente por decisión, incubó su plan tranquilamente, sin apuros, y de la moda giró hacia la belleza sin brutalidades ni sobresaltos. El tiempo para él es un valor que no tiene precio y que saborea como el más tierno choclo que pudiera comprarse en cualquier playa de Brasil.

 

 

No debe ser nada fácil reinventarse en la mitad de la vida. Pero este diseñador y director creativo, durante 13 años, de la línea femenina de Calvin Klein, no se reinventa; él sólo sigue ese impulso que lo conecta con la naturaleza y la sustentabilidad desde que era un chico inquieto y feliz, el segundo de una familia numerosa, asentada en el Este de Brasil. La inquietud estaba. El desasosiego se le hizo inevitable;  sólo faltaba un punto de inflexión. Pero ese minuto llegó: el vaivén de la moda, el apuro creativo, la locura, un pasado que lo llamaba a reencontrarse, el fin de una era en Calvin Klein… todo eso lo llevó a hacer un alto, y a poner toda su energía y foco en Costa Brazil, la firma de belleza sustentable que nace a fines del año pasado. Con una estética minimal y materias primas extraídas precisamente del pulmón del mundo, la propuesta tiene una imagen tan bonita y pura que dan ganas de esparcirse toda su línea de aceites de una sola vez. Su marca refleja su mirada como creativo, y, al igual que en Calvin Klein, la esencia se transforma en su sello indiscutido. Al final, Costa Brazil mueve, porque uno no quiere tener solamente un producto en un envase minimal, pero precioso. Lo que uno realmente anhela es sentir el relajo implícito de una tarde en Ipanema; el viento despeinando a dos jovencitas que corren al mar; el sonido de las olas; una pelota de fútbol desorientada entre un grupo de adolescentes; pieles brillantes ; gotas de sudor… Todo eso es Costa Brazil. Es un cúmulo de sensaciones, pero es materia prima. Es conciencia, pero es bienestar; es Breu, un ingrediente milagroso, y es Cacay, pura Vitamina E;  Es Caya, proteína más poderosa que el Argán; es Baobab y Babassu. Es toda una experiencia. Y vale la pena vivirla.

Conversamos con Francisco Costa y vimos mucho de él en su línea de belleza. Sin mayores pretensiones, ni frases elocuentes, retrata su propia aventura. Costa coincide con Costa Brazil en el valor del tiempo; en el respeto por la tierra y la innata devoción por su país, indudablemente, la coisa mais linda do mundo.

 

Artículo editado para publicación digital. Lee la entrevista completa en edición impresa. ISSUE #28 disponible en quioscos y supermercados del país. Descárgala en zinio.com

Please reload

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
SUSCRÍBETE

Suscríbete y regala

seis números anuales 

de ISSUE