EL JARDÍN SECRETO DE HERMÈS

July 23, 2019

 

La perfumeur de Hermès, Christine Nagel, sabe de intuición y elegancia. Hoy esta se hace real en un frasquito anaranjado y un oasis muy parecido al paraíso. Un Jardin Sur la Lagune, el nuevo perfume de la casa francesa, es un homenaje a la ensoñación, a la historia y a un pedacito de tierra verde y mágica en la mitad de Venecia.

 

por Bernardita Braun

 

Detrás de esos anteojos de marco grueso y de un look monocromático y elegante hay un olfato preciso como ninguno. Christine Nagel, la astuta master perfumeur de Hermès, vive en un mundo maravilloso. Ella lo sabe. Reconoce la fortuna que significó su nombramiento en 2014. Suiza de origen y primera mujer en liderar el área de perfumería de la casa francesa, tenía varios ojos encima, pero también certezas. Christine no era una novata. Su predictiva intuición y su afán por la calidad son su sello indiscutido; juntos quedan diluidos en la transparencia de icónicos frasquitos de cristal y en un aroma único.

Su imagen depurada deja entrever una cálida sonrisa y todos sus sentidos se concentran en una nariz prominente y un antebrazo repleto de papelitos de colores impregnados de olores. Con la camisa arremangada, su pH y toda la paciencia del mundo avalan sus creaciones. En su mente, dirigida por el poder de los sentidos, parte un proceso divino, pero terrenal. Lo persiguió desde que era una niñita, y hoy disfruta realizando pruebas y contrapruebas e infinitos almizcles que presenta oficialmente solo cuando estos encarnan un concepto en el que ella y Hermès coinciden plenamente: la perfección. 

 

 

Su oficina es un espacio elegante de muros azules y marcos negros. Allí Christine se deja llevar por la búsqueda de emociones y la impetuosa necesidad de ir un poquito a contracorriente. En torno a esas premisas ha encontrado fórmulas inolvidables. También ha hecho del oficio, un arte. Su última obra forma parte de una colección de jardines que nos han desvelado el Nilo; nos ha hecho mirar un París desde las alturas o nos ha invitado a una sofisticada meditación. Su última obra se llama “Un Jardin Sur la Lagune”. Quizás nunca pensó que su búsqueda estaba ligada a un libro pequeñito, pero con un relato precioso entre líneas. “El Jardín de Edén” es más que la historia de Frederic Eden, un aristócrata inglés acon apellido que evoca el paraíso; un avezado y medio loco que quiso construir un oasis en la mitad de la isla Giudecca, en Venecia. Después de más de 170 años y varios dueños que quedaron en el recuerdo, todavía sobreviven los cipreses, magnolias, geranios, pitósporos, naranjos y jazmines desperdigados con una soltura encantadora. “Protegido por sus ocres muros, procuraba todo el gozo de la fresca sombra, de la ensoñación, de su envolvente delicadeza y de su generosidad. Y, sin duda, también a los paseantes que ignoraban su existencia, pero percibían sus festivos aromas”. Una obra de la naturaleza que germinó con el poder del aire salino y mucha historia. Tal vez por eso Christine Nagel no pudo resistirse. El jardín representó a su vista inspiración, creación y cultura, todos elementos fusionados en armonía y firmados por la casa Hermès.

“En el jardín sucedieron singulares vidas que dejaron una huella que perduró en las viejas piedras, en las aguas de los pozos y pilas, en la atmósfera de ese retiro único. La naturaleza, que había resistido al tiempo, al agua salada y al viento, se reafirmaba”. La historia compilada en el dichoso libro la hizo soñar. Nagel imaginó que parte de su magia podía contenerse naturalmente como lo hacen las enredaderas por los derruidos muros venecianos que lo contienen; en sus manos tenía la idea de un perfume “reescrito por el cielo, las flores y el mar”. Un Jardin Sur la Lagune es alegría y su envase rememora a un crepúsculo anaranjado y poético. Con él, Hermès nos regala un sueño revestido de madera, de naturaleza y eternidad. 

Please reload

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
SUSCRÍBETE

Suscríbete y regala

seis números anuales 

de ISSUE