FITNESS: AIN'T NOTHING LIKE A GOOD WORK OUT

September 30, 2019

 

La llegada de la primavera no puede ser una amenaza, más bien es la oportunidad para vernos mejor que nunca. Por eso, mantener una rutina fitness puede parecer una misión imposible a puertas del 2020, cuando sentimos que todo pasa muy rápido y el tiempo escasea. Pero paradójicamente, la clave no está precisamente en el tiempo, sino en el balance. Todo se trata de equilibrar los factores de una ecuación que demanda constancia en el tiempo, un plan alimenticio adecuado y actividad física practicada con disciplina. Sin este último factor, cualquier ambición queda en nada.

 

¿Quieres las claves y una completa lección de las variables que podrán predecir tus logros?, ¿quieres saber cómo manejarlas y cómo maximizar el tiempo y la energía en rutinas o dietas que no se quedarán simplemente en palabras? Ponte en el mood, predica la disciplina y sigue nuestros consejos al pie de la letra. El éxito de tu campaña dalo por asegurado.

 

Primero hay que identificar las metas y objetivos: quemar grasas y marcar o incrementar la masa muscular. Es un hecho que ambos propósitos son casi imposibles de cumplir al mismo tiempo. Aunque el entrenamiento se mantendrá, independiente de la meta propuesta, la nutrición que llevamos y la comida que ingerimos harán toda la diferencia. Son las calorías que consumes, acompañadas de entrenamiento, lo que ayuda finalmente a subir o bajar de peso. Y está en tus manos la decisión y la sumatoria.

 

fotografía Claudio Robles & Tomás Meersohn

edición de moda Marti Arcucci

texto Bernardita Braun

 

 

CARDIO

Si la idea es bajar de peso y marcar, entonces el cardio es y será nuestro aliado. De esta forma se mantiene la ingesta de calorías a raya, quemas grasas y practicas ejercicios que te harán aumentar el ritmo cardíaco. Saltar la cuerda, nadar, correr o subir escaleras son esenciales para oxigenar el cuerpo, además de tonificar. Todos sus beneficios tienen buena fama. La actividad física disminuye la presión arterial y el colesterol, mejora el sueño, reduce el estrés y la fatiga, lo que deriva en más energía a lo largo del día. Cuarenta minutos diarios aceleran nuestro metabolismo, quemando grasas, incluso mientras descansas. ¿El ideal? Tres o cuatro veces por semana, como mínimo. 

 

 

CORE TRAINING

Los ejercicios de fuerza que activan varios grupos musculares son y serán la base de cualquier entrenamiento. Imprescindibles en toda rutina, nos ayudan a tonificar y quemar grasas, si estamos en un déficit calórico, o a incrementar nuestra masa muscular, si consumimos más calorías de las que el cuerpo necesita. Dentro de estos ejercicios, las sentadillas, peso muerto y flexiones de brazos son los más famosos. Acompañarlos de otro entrenamiento dirigido a grupos musculares específicos no es imprescindible cuando queremos priorizar nuestro tiempo en un entrenamiento integral. Pero nunca están de más para potenciar un área que necesite más atención y trabajo.

 

 

MACRO NUTRIENTES

Al hacer ejercicio intenso, el cuerpo transformará en energía los carbohidratos disponibles para construir masa muscular. Una persona de 70 kg con esa meta debería consumir por lo menos 200 gramos de carbohidratos diarios, mientras que unos 180 gramos de proteína. Si la meta es quemar grasas, la cantidad de proteína se debe mantener igual, pero los carbohidratos deberían bajar a alrededor de la mitad. De esta forma se produce un déficit calórico y nuestro cuerpo comienza a retirar la energía que necesita de la grasa acumulada. Lo bueno de este proceso es que toma poco tiempo y ya a las pocas semanas se pueden ver grandes cambios si mantienes la consistencia.

 

Artículo editado para publicación digital. Encuentra la publicación completa y todas las imágenes en edición impresa.

ISSUE MAN #29 disponible en quioscos y supermercados del país.

 

belleza Wade Lee

producción Carla Saavedra

modelo Patryk Lawry @ New York Models

Please reload

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
SUSCRÍBETE

Suscríbete y regala

seis números anuales 

de ISSUE