HELENA CHRISTENSEN

November 7, 2019

Exótica por donde se la mire, Helena Christensen, una de las primeras supermodelos de la historia, tiene fuerza y pasión. Mitad vikinga, mitad inca, sus ojos verdes hechizan y su carisma y todos los recuerdos junto a Cindy, Christie, Claudia y Naomi se mantienen inalterables al paso del tiempo. Tal como ella, que en la mitad de la vida se muestra en esta sesión fotográfica simplemente sensacional.

 

por Roberto Torres

fotografías Bryce Thompson

texto Bernardita Braun

 

 

Christensen da algunas pistas. Sin duda no es latina, más bien el apellido nos traslada al hemisferio norte, ese lleno de auroras boreales y veranos con días eternos. Aunque no termine en el tan clásico son, la última sílaba sen define a Helena como nórdica. Pero esa definición sería casi ridícula considerando un completo repertorio en el que ya no cabe un talento más.

Altísima, estupenda, inteligente, ambiciosa y profesional, al intentar indagar sobre ella, aparece de todo, pero nada habla de sus dotes culinarias. No sabemos si se le da eso de hacer un huevo poche, pero sí que adora el queso; que tiene una colección de títulos de belleza; que su mamá es peruana; fue un ángel de Victoria’s Secret; una de las primeras supermodelos de la historia; que protagonizó un video musical; que fue pareja del superguapetón Michael Hutchence de INXS; que tiene un hijo; que abrió dos tiendas en Nueva York; que fundó la revista Nylon; que vive en Manhattan; es fotógrafa y sigue teniendo ese cuerpo perfecto que alguna vez Gianni, sí, el mismísimo Versace, describiera como tal. 

 

 

A poco de cumplir 50, Helena Christensen se siente mejor que nunca, y si le dieran a elegir, no lo duda ni por un segundo: viviría eternamente. Quizás su vida es demasiado fabulosa; quizás ser tan bonita te haga enfrentarte a la vejez y al final de los días desde una perspectiva mucho más tenebrosa que cualquier otro mortal, pero este metro 80 de cerebro es suficientemente real y finito como para permitírselo todo, vivir en absoluta libertad y conservar la magia e indudablemente la belleza casi intactas. 

La conocimos en Nueva York, donde vive con su hijo, quizás corre por la ciudad más en un duty and the city mood que la famosa serie de HBO. Las fotos hablan por sí solas: estampa imponente, mirada acechante, pómulos prominentes y los 50 años mejor llevados de la historia la muestran más cálida que un pisco sour peruano, con harta azúcar. Presentamos el legado de Helena Christensen. Inolvidable.

 

¿Cuál es la mejor parte de estar al frente de una cámara.

Y la mejor de estar detrás del lente?

Me olvido de respirar un poco cuando estoy detrás de cámara, porque me cautiva el momento de lo que veo a través del lente, de alguna manera, me maravilla esa búsqueda por capturar el momento más perfecto o imperfecto. Cuando estoy frente a la cámara, es una zona más quieta, el lugar exacto donde estoy creando una pequeña historia secreta en mi cabeza.

 

¿Cuál ha sido tu momento icónico como fotógrafa y como modelo?

Todas las veces que viajo a un campo de refugiados con Naciones Unidas, de la cual soy embajadora global, siento que es un gran honor y conservo cada uno de esos viajes como el más excitante de todos. Como modelo, debo mencionar dos: el shoot titulado Alien, de Peter Lindbergh, y The Wicked Games, por Herb Ritts. Esas dos sesiones permanecerán conmigo para toda la vida.

 

 

¿El momento más especial que disfrutaste y quizás el más inolvidable como modelo?

Lo máximo ha sido viajar a lugares únicos en el mundo, eso es lo que más agradezco de mi trabajo. Ser alguien especial y crear historias en esas locaciones y lugares es enormemente inspirador.

 

¿Cuál ha sido el mejor consejo que alguien te ha dado alguna vez, que quizás recuerdes o atesores?

Probablemente mis padres y la manera cómo ellos me educaron han influido en que yo continúe trabajando en esto durante tanto tiempo. Me entregaron mucho amor, autoconfianza y empatía antes de que yo dejara mi hogar.

 

Artículo editado para publicación digital. Encuentra todas las imágenes y la entrevista en edición impresa o digital. ISSUE #30 disponible en zinio.com

 

 

edición de moda Aleksandra Markovic

makeup Kale Teter

hair Rudy Martins

asistente de fotografía Sherwin Liang

asistente de moda Lauren Smith, Amandha Gaio

Please reload

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
SUSCRÍBETE

Suscríbete y regala

seis números anuales 

de ISSUE