ICON: GUILLERMO LORCA

January 8, 2019

 

Desde los ocho años ya era consciente de la emoción que le despertaba una tela en blanco. Su destreza con el pincel es, prácticamente, evidente y, sumado a su rigurosa visión analítica sobre el arte, lo han llevado a ser uno de los grandes exponentes visuales de las generaciones de artistas que irrumpen con fuerza y convicción por lo que representan. Detalles de sus afinidades y manera de ver la vida, aquí.

 

Por: Pía Schleede

Fotografía: Pablo Wilson

 

SU TÉCNICA.

A Guillermo, de 34 años, le cautiva rescatar la maestría de los grandes genios artísticos de la historia. “He estudiado mucho la técnica de Rembrandt, Sargent, Velázquez y muchos otros. Sin embargo, busco constantemente mi propia manera de tener algo de esa esencia en la técnica”. Sobre su estilo figurativo cree que “habría que ponerle un nombre, tal vez en el futuro se le llame post neofiguración de principios del siglo XXI”, declara.


INSPIRACIÓN.

“Las ideas que ocupo como inspiración las estoy buscando permanentemente. Hay una parte de mi cerebro encargado de eso, si veo algo que encaja con esa sensibilidad, religiosamente, tomo nota y luego ordeno esa información para ponerme a crear, ojalá en un buen día con suficiente ánimo, ya que es bastante agotador, pero al mismo tiempo muy satisfactorio”.

 

ARTE NACIONAL.

Su juicio acerca del arte en Chile es tajante: “Tengo opinión de algunos artistas chilenos, pero no del arte en Chile propiamente tal. Creo en la individualidad de cada uno, no me gustan los colectivismos. En nuestro país hay muy buenos artistas, también varios mediocres, al igual que en muchos lados. La cantidad de buenos artistas en un lugar físico está relacionada con las oportunidades e incentivos que haya en ese sector, por eso durante el siglo XX todos se concentraban en Nueva York”. 

 

FILOSOFÍA DE VIDA.

“Tengo cierta afinidad a una mezcla entre filosofía analítica con toques de surrealismo bretoniano. También soy cercano a las ideas de la libertad del individuo en la medida de lo posible, pero siempre abierto a cuestionar lo aprendido en búsqueda de una mejor ‘verdad’ transitoria. Soy fan del ser humano, lo encuentro una especie fabulosa, muy interesante en sus luces y sombras”.

 

COLECCIÓN.

Tiene en su casa una colección compuesta por Rafael Yaluff, Víctor Castillo, Santiago Errázuriz, Felipe Alonso, Conty Ragal y Franz von Byros, además de algunas obras propias. “Hay una que se llama ‘La casita de dulces’, que me gusta mucho, no es mi mejor obra, probablemente; la pinté hace varios años, pero tiene algo auténtico y me lleva a un buen lugar cuando la veo”, señala.

 

EXPOSICIONES.

Sus últimas exposiciones fueron en el Venaria Realle de Turín y ‘Animales Nocturnos’ en el GAM. Ahora se encuentra preparando una muestra para Londres, porque su foco está puesto en Chile, pero también en lograr un desarrollo que se sustente en el extranjero. ¿Se puede vivir del arte en Chile? “Eso depende del artista. Por supuesto que hay mercados mejores, como unos mucho peores. Chile está algo al debe en el mundo del arte en comparación a su desarrollo en otras áreas”, aclara.

Please reload

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
SUSCRÍBETE

Suscríbete y regala

seis números anuales 

de ISSUE

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon

ISSUE

SANTIAGO, CHILE © COPYRIGHT  |  2020