ICON: KIKA SILVA

April 18, 2019

 

Es verdad eso de que lo perfecto se aleja de lo bueno. No estamos para sabelotodos, ni menos para esas bellezas sin desliz. Porque el error ha demostrado tener su encanto, hasta convertirse en un símbolo inequívoco de los cánones de moda de estos tiempos. El vitiligo, los kilos de más o unos dientes desordenados son un plus más que un desacierto. Y cuando Kika Silva entra al estudio sucede un poco lo mismo. Su sola presencia derriba varios cánones.

Ella aparece en jardinera. Está bien, considerando que tiene apenas 26 años. Hace su entrada minutos pasados de la hora acordada, con una cola de caballo casi colegial, su mánager como ángel guardián, y ni una gota de maquillaje. No hay error, en lo absoluto. Solo un increíble potencial que, se presume, saldrá a la luz con el primer clic de la cámara, y esta la adora.

 

Por Bernardita Braun

Fotografías Jaime Arrau

Moda Alina Castro

 

¿Quién es Kika Silva?, defínete un poco 

Yo soy una persona muy intensa, muy preocupada por el resto… En general me hago las mismas preguntas, y no sé cómo me ven los demás o qué pensarán de mí… pero sí sé que soy 100% espontánea y muy relajada; tengo mi carácter como cualquier persona, soy bastante acelerada en todo, hasta en el trabajo he tenido que aprender a ser más tranquila.

 

¿Y si alguien viera tu Instagram, qué pensaría de ti?... qué vería de ti

Estoy consciente de que mi Instagram sea muy natural, real, de que no sea una maqueta, sino que me preocupo de postear cómo siento en el día a día, y mostrarlo de manera natural.

 

¿Recuerdas algún comentario que te haya hecho tomar conciencia de cómo eras físicamente hablando?

En algún momento me pasó que crecí y me desarrollé muy rápido y era chica, y me daba cuenta de que la gente se fijaba y los hombres más grandes me miraban… Incluso mis amigas me decían la “mamá rubia” y todos esos cambios al principio me incomodaban, pero después acepté que me tocaba así no más. Jamás me sentí diferente o especial, incluso los comentarios de que yo estaba en TV porque era bonita me parecían injustos, me daban rabia, porque yo no estaba ahí para trabajar.

 

 

¿Crees que en esta época hay una sobrevaloración de la belleza?

Sí, creo que sí, pero es algo natural, porque hay publicidad y a veces caen en mostrar solamente eso… Creo que al final la belleza se traduce cuando te sientes feliz, cuando estás bien contigo mismo, ahí uno irradia, hay un brillo de cierta forma especial.

 

¿Quién te descubrió, Kika?

Es divertido, porque no fue una sola persona, fueron varias… Un profesor de tenis una vez le sugirió a mi mamá que me llevara a un casting; cuando era guagua me llevaron a una agencia… pero el que me convenció de verdad para entrar a la TV fue el Pollo Valdivia, y le tengo mucho cariño por eso.

 

¿Cuáles son tus mayores atributos físicos y sicológicos según tú? 

Me gustan mucho mis brazos… mis piernas me incomodan un poco, pero he aprendido a manejarlo… pero en general estoy contenta conmigo misma. Me gusta mi espontaneidad, soy muy relajada y simple para mis cosas, aunque muy estricta y organizada para trabajar, y cuando veo desorden me pongo mal genio.

 

Puede ser cliché, pero la belleza ha jugado en tu favor o ¿crees que tu drive y ambición han favorecido tu desarrollo profesional?

La belleza sirve, te mentiría si dijera que no; la primera impresión es muy importante, diría que fundamental, pero no es la base de fondo ni lo que te va a llevar a lo que quieras lograr en tu vida… Creo que he sido muy constante y muy humilde, siempre estoy dispuesta a aprender, creo que finalmente hay que estar siempre abiertos a mejorar y a aprender. 

 

¿Qué opinas del poder que ha ido adquiriendo o demandando la mujer de estos tiempos?

Me encanta, porque lo veo como algo muy natural, no debería ser tema. Las mujeres somos mejores para algunas cosas y los hombres para otras y nos complementamos. Está bien que levanten la voz, que haya cambios y más espacios y que no existan las diferencias de antes.

 

Entrevista editada para publicación digital.

Entrevista completa en edición impresa ISSUE #26, disponible en quioscos y supermercados del país.

 

 

Makeup & hair Maria Paz Urra con productos Nars y Schwarzkopf Professional

Asistente Gabriela Pérez

Please reload

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
SUSCRÍBETE

Suscríbete y regala

seis números anuales 

de ISSUE