LA NUEVA COUTURIER: MARINE SERRE

May 9, 2019

 

Con apenas tres colecciones a cuestas, Marine Serre es un temblor de alta magnitud. Emergió de La Cambre, Bruselas, a los talleres de Dior, Maison Margiela, Demna Gvasalia y Balenciaga.  Hoy remueve la industria con mucho upcycling y una fabulosa reedición de las técnicas de la alta costura. Su trabajo une pasado y futuro, y se inspira en la calle, impregnándola de vibra tech, luna menguante y pañuelos que todas las it girls mueren por llevar.

 

Por Bernardita Braun

 

A veces es necesario oír a los poetas para comprender la genialidad. “Que se callen los credos y las escuelas”, decía Walt Whitman. A veces sobran los paradigmas y lo que prevalece es la porfía por sobre el conocimiento; la tenacidad por sobre lo académico; la propia historia, y la pura desvergüenza por sobre lo demás.

Marine Serre es todo eso, comprimido en una silueta menuda de torrente creativo. Ella es pelo a la garçon, es sonrisa genuina, es disciplina. Pero también desparpajo y ambición. Sin estos elementos, nunca habría dejado París; jamás se habría aventurado a abandonar Marsella para estudiar diseño de vestuario en Bruselas, Bélgica, y obviamente, no habría aplicado al LVMH Young Fashion Designer Prize, en 2017, reconocimiento al que postuló siendo la más joven diseñadora, con apenas una colección a cuestas.

El azar camina a su lado; las cosas se le han dado bien: ganó el dichoso premio; los medios la adoran; la catalogan “la jovencita cool del diseño”, y para los expertos, es un “nombre para recordar”. Pero también la han salpicado críticas. La mirada híbrida de su propuesta; la visión provocativa de su trabajo; la sugerente influencia musulmana en sus looks… La tercera colección de su firma homónima, su pret a porter 2019, vuelve a generar murmullos. 

¿Quién es esta chica que fusiona alta costura y calle; que usa la luna creciente como indiscutido ícono de marca y que predica un nuevo utilitarismo con maestría? Es Marine Serre, la nueva etoile de la moda.

 

 

 

“Radical Call For Love” se llamó la propuesta con la que se graduó del Ecole de la Cambre y con la que fue invitada a postular al reconocido premio anual. Una colección que concibió después de los ataques terroristas acontencidos en la capital francesa y Bélgica.

Como joven de estos tiempos, Serre no quiso permanecer impávida a lo que sucedía. En vez de tanta pancarta o marcha de paz, ella prefirió otro camino. Marine buscaba su propia interpretación de la actualidad y no encontró mejor manera de hacerlo que enfrentar el horror a través del amor como eje central de su primer trabajo. Presentado en febrero de 2017, “Radical Call For Love” definió el futuro de esta creativa. Cientos de asistentes se abanicaban expectantes en una sala austera y funcional. En el ambiente, la música de Björk acompaña el show. No es casualidad que el tema escogido se llamara “All is Full of Love”, ni que su intérprete fuera otra mujer nada de retraída. Siguiendo un ritmo casi aletargado por una pasarela cubierta de trozos de papel metalizado, sus diseños despertaron a la audiencia con preguntas. ¿Qué llevan sus modelos?, acaso visten trajes de submarinismo profesional?; acaso son ciclistas o unas regias damas del siglo XIX? La luna menguante está en todas partes, pero también los volúmenes de faldones que recuerdan a esas doncellas que alguna vez llevaron crinolina o polisón.

 

El pasado camina sobre unos botines stretch de taco grueso -casi imposibles de llevar- y se ríe del presente con color; siluetas irregulares y lycra que definen a una mujer sin curvas y bastante high tech.

Terminado el show, sucedió lo impensado. Además de ser seleccionada por el Hyères Festival, y ganar el cotizadísimo LVMH Young Fashion Designer Prize, “Radical Call For Love” ya era contemplado en el stock de tiendas de renombre como Dover Street Market, The Broken Arm y SSENSE, entre otras. Se dice que su enfoque tan claro, su innegable madurez  y una visión muy actual de la moda dejaron el premio en sus manos. Inagotable, ocho meses después de presentar su propuesta debut, Marine Serre introdujo una colección cápsula para el verano de 2018 llamada Cornerstones. Junto con su lanzamiento, nacía formalmente su marca homónima Marine Serre. 

 

 

Relato provocador

Artífice del future wear, a través de su trabajo, esta creativa no solo insiste en el buen diseño. Serre desafía, provoca y, queriéndolo o no, tiene una postura. En ella hay deporte, historia, ciencia ficción, cultura y futuro enmarcado por un relato que juega con la seda, el neopreno, la lycra y el tafetán. Comentada es su capacidad para poner temas relevantes sobre la mesa. Con un papel en blanco y un lápiz carbón, Serre ha generado debate. Sus temas van más allá de un croquis y sus bosquejos y conceptos detrás de su trabajo son, al final del día, un llamado de atención a una sociedad que está cambiando vertiginosamente. Serre se inquieta; viene de la calle y mira hacia ella para inspirarse. Sus ojos revisten el feminismo, la sustentabilidad y el pluralismo de couture. Y ha hecho de sus colecciones un arma mucho más poderosa que la del político más locuaz de estos tiempos. 

 

Serre busca que la mujer moderna se sienta cómoda y vista diseños que nacen precisamente de la calle; construidos magistralmente y enmarcados en una nueva couture, más accesible y definitivamente más urbana; más siglo XXI. Serre ha dado nueva vida al unisex y se ha tomado el upcycling como eje creativo, en un minucioso trabajo, que reedita piezas de segunda mano - sus clásicas scarfs - , dotándolas de un nuevo valor. Según esta creativa, su primera colección buscaba la contemporaneidad. Tras ella le sigue Manic Soul Machine, una propuesta bautizada de poder, con piezas que reeditan su trabajo inicial, pero con un punto de vista todavía más atractivo que el diseño mismo. Su verano 2019 vuelve a tomar el exceso con un nombre nada de sutil: Hardcore Couture. Es paradójico ver ese adjetivo inserto en la moda. Si tomamos la definición textual, hardcore no es un concepto tan fácil de digerir. Primero, porque se lo vincula inmediatamente a la música; a ese estilo bien estridente que nace en los 80 como una derivación del punk. 

Marine Serre no es eso, pero hay algo en lo que sí coincide con este estilo musical: un ritmo tremendamente acelerado, potencia y energía. Y Serre se mueve así, casi sin respiro para mostrarle al mundo una colección que, esta vez, se inspira en la excentricidad de la Fórmula 1 y todo lo que las grandes velocidades en cuatro ruedas genera en las multitudes. 

 

 

 

Difícil vincular su menuda figura al rugir de los motores; a la locura colectiva, a un deporte tan masculino. Pero es como si Serre tradujera en sus diseños lo que ella misma está viviendo. En apenas un par de años perdió el anonimato y sentó su propio precedente de la moda. Su visión, esta vez, implica riesgo, pero también “resolución, persistencia y amor”. Y esta última palabra queda dando vueltas. Porque todo lo que esta francesa ha realizado viene de su corazón, de su mirada genuina y joven del mundo que la rodea. 

Serre no se conforma. Siempre busca algo que va más allá. Esta vez, Hardcore Couture incorpora cuatro líneas: Red, Gold, White y Green. Cada una con un eje central definido por la alta costura; el avant garde RTW; el sello multifacético y el eco futurismo, respectivamente.Siempre convincente, su mensaje hace pensar y predica con afán que lo femenino se une a lo deportivo, que lo masculino hace un perfecto tándem con la delicadeza de la mujer; que la calle tiene la posibilidad de vestir alta moda. Serre confunde; se maneja con las siluetas; sabe de alta costura, de reciclaje, de sastrería; es discurso y desafío. 

Se la ha cuestionado: por qué la luna menguante; por qué diseños que referencian a la clásica hijab musulmana; por qué modelos blancas de ojos azules. Habría que preguntarle el porqué de todo: por qué la superposición; por qué los pañuelos y el quilt; por qué tantos bolsillos; por qué tan cool; por qué… y ella contestaría con la misma naturalidad con que dos modelos aparecen fumando en sus campañas; o quizás como esas mismas hijas de vecina que caminan resueltas en sus desfiles.

Please reload

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon

ISSUE

SANTIAGO, CHILE © COPYRIGHT  |  2020